Alegre primera “tarascada” del “Tiburón” Sánchez con los Venados

Le da el triunfo en su estreno como sustituto de Marioni

Mérida.- Reza una máxima del fútbol: técnico que debuta gana. Y se cumplió en el estadio Marte R. Gómez cuando los Venados de Yucatán (Venados F.C.)  con Joel “El Tiburón” Sánchez en la banca, derrotaron 1-0 a los Correcaminos de la Universidad Autónoma de Tabasco (UAT) en la jornada 9 del torneo de Apertura 2018 del Torneo de la Liga de Ascenso.

Joel Sánchez no buscó inventar el agua tibia: a su llegada a Mérida el miércoles pasado afirmó que buscaría sumar puntos, aunque sea de a uno en uno, y planteó un partido con una experimentada zaga comandada por López Mondragón y el “Cuba” Sánchez, hombres de experiencia y liderazgo. 

Si acaso el único ajuste en la alineación fue la incorporación de Alejandro Vela como volante por izquierda. De inicio, los Correcaminos pusieron la pelota en juego y ambas escuadras se mostraron muy dinámicas. 

Los Venados mostraron por las bandas el sello del “Tiburón”, que en el único entrenamiento que tuvo con el equipo desde su llegada apostó precisamente por desequilibrar pegado a la línea de banda y así fue como Alejandro Vela metió inicialmente un centro con ventaja para Barraza, aunque éste no alcanzó a rematar.

Los ‘intrusos’ se mostraban más incisivos y con mayor territorialidad. A los siete minutos Venados había tocado a la puerta dos veces mientras que los tamaulipecos no habían podido pasar tres cuartos de cancha con balón dominado.

Verticalidad, velocidad y buen acomodo en el centro del campo fue el sello que imprimieron los yucatecos en el arranque del partido.

Fue al minuto 17 cuando los Correcaminos llegaron por vez primera al área astada, pero la doble marcación (entre Berber y Valkennedy) de los ciervos neutralizó al atacante.

La respuesta fue inmediata: Juan José Miguel lanzó largo para Barraza, de movilidad inédita, y la barrida salvadora de Rocaniere evitó la caída de su marco.

Sin embargo, sólo alargó unos segundos lo inevitable: el gol. De esa jugada nació el tiro de esquina con el que Venados adelantó en el marcador. Guajardo cobró bien por la izquierda, la pelota techó al arquero Hernández y llegó el eterno Lojero para clavarla con un frentazo.

Lojero, el “Rey de la Liga de Plata”, el de los cuatro goles con los ciervos en este torneo, abría la puerta para los de Yucatán a los 18 minutos y de paso les regaló una bocanada de oxígeno a los astados.

Al minuto 27’, los de casa dieron la campanada con una extraordinaria jugada de Danilo, pero su disparo bombeado pasó por encima de la meta protegida por Navarrete. Una llamada de atención para los cornúpetas.

El ex técnico astado, Juan Carlos Chávez, tuvo que ajustar su alineación y a los 30 minutos sacó a Francisco Tede y metió a Gustavo Culma. El accionar de su equipo no lo tenía satisfecho pese a que tenían mayor control de la pelota.

Ya para el 42’ la pelota estaba totalmente dominada por los universitarios de Tamaulipas. Los Venados estaban  sin pasar de la media cancha con pelota bajo su control desde el minuto 35 y lo que buscaba era irse al descanso para replantear el segundo tiempo.

El complemento comenzó con el “Corre” a tambor batiente y con un desborde de Culma que por poco termina con el gol del empate. Para la segunda parte, la ‘Pájara’ Chávez sentó al yucateco Ulices Briceño y metió a Julio Atilano.

Con la urgencia de empatar el marcador, “Corre” ajustó nuevamente sus líneas y a los ’52 ya había quemado sus tres cambios con la salida de Sergio Terán y la entrada de Richard da Silva.

Los Venados se mantenían bien plantados en la zona baja y contraatacaba a la menor oportunidad.

Joel Sánchez respondió con un cambio: sacó a Jahir Barraza que los últimos minutos estuvo desapercibido y metió al argentino del cañón en la pierna derecha Leandro Navarro. El ‘Tiburón’ buscaba quitarle la redonda al local.

El cambio rindió frutos a los pocos minutos. Navarro metió un centro larguísimo que Lojero bajó con maestría y de media vuelta y a botepronto sacó potente disparo que salió por arriba. Los Venados recuperaron el control del balón y territorio.

Jugada tras jugada, los ciervos ganaban terreno y en una aproximación, Arturo Ortiz golpeó a Guajardo en los linderos del área y además de ganarse el cartón preventivo le dio a Leandro Navarro la oportunidad de cobrar un tiro libre. 

Los Correcaminos respondieron con más desbordes peligrosos principalmente por derecha y en los pies del habilidoso Gustavo Culman.

Y así estuvo a nada de empatar el marcador con un remate de cabeza de Breintenbrunch. Sin embargo, el salvador en esta ocasión fue el poste y no Navarrete el que frustró la intentona del ariete.

El “Tiburón” Sánchez veía el peligro cada vez más cerca y por ello ajustó nuevamente sus piezas: metió al yucateco Eduardo Fernández y le dio descanso al autor del gol Víctor Lojero. Ya sin un delantero nominal la apuesta del visitante era aguantar el marcador. 

Con 80 minutos en el cronómetro y con Guajardo acalambrado, Sánchez mandó su último cambio: sacó al lesionado y metió al velocista Víctor Zúñiga. La consigna, preocupar adelante a los defensores y mantener el cero en la puerta propia. 

No hubo tiempo para más. La recta final del partido fue con unos Correcaminos volcados al frente buscando la anotación y con la zona baja de Venados gestando una heroica barrera para bajar el telón.

Los Venados regresan a Mérida este sábado y trabajarán para su próximo compromiso, ahora frente a los Potros de Hierro del Atlante en la jornada 10 del Torneo de Apertura 2018 en partido programado para las 21:00 horas en el estadio olímpico Carlos Iturralde Rivero.

ALINEACIÓN DE LOS VENADOS
Armando Navarrete, José Robles, Manuel López, Jonathan Sánchez, Alejandro Berber, Juan José Miguel, Valkennedy da Silva, Alejandro Vela, Víctor Lojero, Víctor Guajardo y Jahir Barraza.

ALINEACIÓN DE LOS CORRECAMINOS*
Humberto Hernández, Arturo Ortiz, Danilo Verón, Moisés Velasco, Sergio Terán, Alonso Hernández, Ulices Briceño, Diego Barboza, Gonzalo Rocaniere, Nestor Breintenbrunch y Francisco Tede.

CUERPO ARBITRAL
Edgar Morales (central), Eduardo Acosta y Jesús Soto (abanderados) y Roberto Ruiz (asistente).

Notas relacionadas

Escribe un comentario