Mérida.- Alberto “Veneno” López hizo la pelea de su vida, en su debut a 10 rounds y en su primera oportunidad por un título al soportarle toda la “cañonería” a un siempre peligroso Junior Granados.

Granados, pese a cortarlo, tumbarlo y ser una amenaza incesante, terminó siendo superado por el “duende” de Sudzal que con gran condición física, valor y boxeo preciosista lo derrotó para coronarse campeón gallo del Estado de Yucatán.

SUCESOR DEL “LÁTIGO” MONTEJO

López es a partir de este sábado 20 de julio de 2019, el campeón gallo número 14 de Yucatán y le quita las telarañas a un trono que etuvo vacante por 34 años desde que lo ganó y posteriormente lo dejó en el olvido José “Látigo” Montejo.

Siempre hemos reconocido la calidad de boxeador de López, pero al mismo tiempo habíamos lamentado su falta de constancia, su entrega “a medios chiles” que nos hicieron pensar que su futuro sería corto y poco lisonjero.

Empero, tras un semiretiro prolongado, ya en este 2019 volvió por sus fueros y ha acumulado tres victorias en el mismo número de salidas.

Así, rehace su proyecto y se pone en la mira de los fans, de los medios y las empresas, entre ellas “Golpe Maestro” que con tino y de manera gradual, pero sostenida, lo pone en las puertas del éxito, que él, con su valor y capacidad ha logrado abrir.

“Beto” López subió como favorito nuestro, pero no de muchos.

Sin embargo, una conjugación de factores, como el hecho de que se ha mantenido en acción y su rival no, además de su estilo de boxeo, propicio para un enemigo como Granados, nos hicieron pensar que tenía más posibilidades.

Puede interesarte:

El “Veneno” conquistó Hunucmá

Y si a ello le añadimos la forma física nada óptima de Junior, el resultado es lo que unos 700 aficionados vieron sobre el ring de la Arena Polifuncional, pese a la travesura de “Chaac” que dejó caer un aguacero.

Y lo que esos fans vieron fue otra lluvia, pero de golpes sobre Granados, quien si bien no resultó lastimado, sí fue superado por el mejor, más preciso y constante ataque de “Beto” López.

Fue, pocas veces puede verse, un deleite (sí, un deleite) presenciar como López utilizó la mano izquierda de una manera tan precisa, veloz y bien ejecutada, en jab, en recto en gancho y en uppercut.

El de Sudzal nos hizo recordar, valga la comparación, a Miguel Canto con ese manejo de la mano izquierda.

Y aún más con su juego de cintura de que en el quinto episodio dio una exhibición que arrancó miles de aplausos del “multicéfalo”.

En ese episodio, “Beto” López, con ese bending (como en el boxeo se le conoce al movimiento de cintura para esquivar golpes), eludió nueve impactos seguidos de Granados que nunca perdió la calma a lo largo de la pelea, pero muy frecuentemente falló.

Empero, el vencido tuvo también parte destacada en la pelea al cortar en el segundo acto al “Veneno” en el pómulo izquierdo y luego, con un especie de upper cut al cuerpo, tumbarlo al final del cuarto capítulo.

Granados, mucho más experimentado que López, pero alejado de su mejor forma física, fue en pos del “Veneno”.

En su mente estaba presente, seguramente, tratar de replicar el milagro del 2 de noviembre en la Arena de la CTM, cuando en los últimos segundos del pleito, noqueó a Roque Mex, para retener su cetro mosca del estado.

Pero ese milagro, esa aguja en un pajar no llegó esta vez y López ganó marecidamente la pelea.

Además, el título que fue disputado por última ocasión el 23 de septiembre de 1992 en la siempre bien recordada y perpetuamete extrañada Arena San Juan.

Allá, en el “Cucurucho San Juanero”, Gerónimo Cardoz y Gonzalo Arjona empataron a 12 rounds que en una soberbia pelea.

Las puntuaciones de los jueces fueron de 98-91 (Ruy Canul), 96-93 (Germán Cubedo) y 97-92 (Santiago Basto).

Hay rey, nuevo rey estatal de los gallos y si bien es de celebrarse, ojalá que algún día hablemos del “Veneno” como un protagonista internacional…al tiempo.

LAS DE ABAJO.

En un buen tiro, Juan Carlos Dinamita” Parra venció de manera cerrada al cancunense Cristian “León” Pech en pelea a seis rounds en peso minimosca.

Un punto descontado por golpe bajo reiterado al final de la pelea por el “Bigotes” Mena, parecía que podía emparejar la pelea, pero aún así el “León” se quedó corto.

A su vez, Alejandro “Gitano” Morales en una nueva exhibición de poder desmanteló en el primer round al jovencito vallisoletano Jorge Ruiz en su pleito a cuatro vueltas en peso pluma.

Morales tumbó tres veces a Ruiz, y justo cuando parecía que el réferi José “Tin-Tan” Matos iba a detener el pleito en la última caída, el comisionado en turno, Manuel Nájera se le anticipó con los focos rojos y la “chicharra”. El tiempo fue de 2:20, para un nócaut técnico.

El “Gitano” huele a “Novato del Año”.

En peso semicompleto a cuatro rounds, el tabasqueño radicado en Yucatán, Mario “Pantera” Andrade volvió a sufrir, solo que ahora a diferencia de como le fue con Josué “Banano” Escalante, sí perdió.

En un buen y justo veredicto, la Comisión de Boxeo de Mérida (CBM) le dio la victoria por decisión dividida (debió ser unánime) al cancunense Anthony “Renuente” Garrido, al que no supo pelearle.

Nos parece extraño que un medallista de Olimpiada Nacional como Andrade no sepa emplear la gran longitud de brazos que tiene y que acepte pelear en terreno corto, donde es víctima propicia y a mismo tiempo no puede desarrollar, por causas obvias, sus golpes. En el pecado llevó la penitencia que le representó perder su efímero invicto.

El que de nuevo se vio bien fue el joven Pablo “Rojo” Peraza, quien con boxeo agresivo, pero técnico, venció por decisión unánime al carmelita Luis “Pelón” Polanco.

La pelea fue a cuatro rounds en peso súperligero.

En lo que creímos iba a ser la mejor contienda de la noche, Víctor “Vago” Durán y Javier “Caballito” Nic registraron un no contest.

El no contest, ahora sí fue bien aplicado por la CBM, luego de que el “ocioso” sufrió un fuerte golpe en el cráneo, producto de un cabezazo accidental y no pudo seguir.

En anteriores peleas ccon final anticipado por corte, pero por golpe legítimo, la CBM aplicó el no contest, cuando lo que correspondía era el nócaut técnico.

En esta ocasión, el comisionado en tuno, el profesor Manuel Nájera Palaviccini, hizo lo correcto y lo justo.

Asimimo, en duelo adicional en peso súperligero, el buen boxeadorcito que es Silvestre “Vampiro” Cámara, tundió al cancunense Enrique Amador García.

El “hematófago” noqueó técnicamente a los 2:48 del primer episodio, cuando los focos rojos se encendieron y la “chicharra” le sonó al réferi David “Artista” Silva, quien paró las acciones.

Antes, en duelo femenil, la “Tanquecita”, Jessica Basulto ganó sin problemas en peso minimosca en cuatro rounds a la valiente cancunense Cinthia Martínez.

Pued interesarte:

Se declaran listos para el “Golpe Maestro”

En la primera de la noche, en peso ligero, a ccuatro rounds, el capitalino Rogelio Jiménez tuvo un buen estreno en Mérida y como se esperaba, venció al yucateco Kevin “Torito” Díaz en el primer episodio.

Jiménez mostró buenas hechuras al soportar las primeras embestidas del “burel”, que si bien no era de “Sinkehuel”, sí salió bravo.

Para su mala fortuna, dos ganchos conecutivos al hígado lo liquidaron y lo mandaron al “rastro”.

Díaz, con medio cuerpo muerto, escuchó los 10 segundos de rigor. El tiempo fue de 1:28.

“El Xix”.

1- Muy buena función, como todas las que ha promovido “Golpe Maestro” desde su estreno este año.

2.- Magnífco resultado también resultó ser su alianza con “Armor Boxing” que se estrenó en la promoción en esta velada.

3.- “Chaac” perjudicó la afluencia, pero no tanto como muchos supusimos antes del inicio de la velada. A la arena llegaron unas 700 personas, lo que no es una mala entrada para la dimensión del aguacero que se dejó caer.

4.- Nos sorprendió no ver en la Arena Polifuncional al réferi Miguel “Mike” Canul, quien aasi nunca falla a un evento. A lo mejor se quedó en el puerto a ver la pelea de Manny Pacquiao con Keith Thurman.

5.- En el transcurso de la pelea, el máager Abraham Falcón recibió el cinturón que debía haber obteido en vida el que fue su más aventajado pupilo, Iván “Sonrics” Ramírez, fallecido el 4 de julio pasado.

6.- Hubo también las 12 campanadas en memoria del propio “Sonrics” y de Vladimir Ravell, fallecido semanas atrás en condiciones aún no aclaradas.

Habría sido bueno también que esos tañidos fuesen igualmente en memoria del bien recordado ex comisionado, Hernán Manzanero.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here