Por Jorge Canto Alcocer, publicado en el Diario Por Esto.

Mérida.- Obsolescencia programada es un concepto propio de la era cibernética, por medio del cual los fabricantes de los más diversos equipos establecen desde el diseño el fin de la vida útil del producto. Por ello, muchos dispositivos comienzan a fallar, a hacerse inoperantes, demasiado lentos o incompatibles con los cambios tecnológicos, justo días después de terminar su garantía.

Parece magia, pero es simple estrategia, mezclada con la absoluta inmoralidad de muchas de las emblemáticas empresas del capitalismo salvaje.

Pero en los Leones está ocurriendo exactamente el fenómeno contrario: después de que durante todo el segundo mini-campeonato, desde su jornada inaugural, Vizcarra usó a una larga pléyade de inicialistas, resulta que a una semana de los playoffs encuentra por fin la cuadratura al círculo, y la rotación empieza a funcionar como relojito, con la sola excepción del venezolano Robert Zárate, quien sigue tan perdido como cuando llegó.

Pero Yoanner Negrín, César Valdez, Jorge Reyes y José Samayoa lanzaron por nota por segunda salida consecutiva.

La semana que terminó, estos cuatro ases pitchearon 26 episodios, recibieron únicamente 20 inatrapables, concedieron nada más cinco pasaportes y chocolatearon a 21 enemigos, con una excelsa efectividad de 1.03, registrando marca de tres éxitos sin revés.

Sólo Negrín salió sin decisión, en partido que entregó ganado con cierta comodidad, pero que tiraron de la manera más lamentable los taponeros Cleto y Gaudin.

Que no han sido golondrinas de verano lo prueban el que, considerando las últimas once salidas de estos cuatro abridores (las únicas dos de Reyes como selvático, y las tres más recientes de cada uno de los otros), registran un récord invicto de siete triunfos, con una efectividad microscópica de 1.59. ¡Vaya un problema para las artillerías enemigas!

Con este halagador panorama, los Leones retuvieron el liderato pese a perder serie de dos juegos ante los Tigres, ya que barrieron a los desfondados Olmecas.

Pero no todo fue miel sobre hojuelas en la selva, pues, como ya se dijo, Cleto y Gaudin fueron vapuleados feamente en la semana, lo que ya es preocupante en el estadounidense, que ha mostrado severos problemas en las últimas dos semanas, en las que acumula dos derrotas sin éxito, sólo tres rescates –en uno de los cuales también fue zarandeado horrorosamente, pero milagrosamente preservó el triunfo-, la friolera de 17 imparables y seis inmensas carreras en tan solo seis episodios y un tercio, para un estratosférico porcentaje de carreras limpias de 8.53.

En ese mismo lapso, Cleto ha estado un poco menos perdido, pero tampoco sus números son buenos, elevándose su porcentaje de carreras limpias hasta un impresentable 5.40.

Los “aporreadores” que les conté la semana pasada siguen por la calle de la amargura: Clark logró algunos hititos, pero sólo impulsó una mísera carrerita y se ponchó en cuatro ocasiones en 15 turnos; en tanto que Jones sólo conectó un imparable en doce veces oficiales, para un paupérrimo .083.

Con el “Cacao” Valdez fuera de la jugada y el “Pepón” aún bajo de nivel, la catástrofe de los “aporreadores” puede representar mucho ahora que empiezan los compromisos de postemporada.

¿Lograrán los Leones retener el liderato, y así empezar con la ventaja de contender con el más débil?, es posible, aunque también es previsible que Vizcarra guarde sus mejores armas durante la última serie, en la que enfrentarán los nuestros a unos esperanzados y embalados Tigres cancunenses, que ya alcanzaron a los Guerreros de Oaxaca en la quinta posición y a la distancia de forzar a los Bravos de León para el juego de comodín.

Sus perseguidores, los Diablos Rojos del México, justamente visitarán León; mientras que el Puebla, que también aspira a la cima sureña, cerrará la mini-temporada en Oaxaca. Como vemos, los seis equipos involucrados en estos cotejos están este martes en liza, en tanto ya se ve de trámite el compromiso entre Piratas y Olmecas, aunque para los de la Ciudad de las Murallas aún brilla una remotísima esperanza.

La pequeña campaña regular culminará el jueves, y quedará el fin de semana para un posible encuentro de eliminación, arrancando los playoffs el próximo lunes. Ya comentaremos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here