Tokio.- El japonpes Akira Yaegashi hizo buenos los pronósticos que lo marcaban con buenas posibilidades de coronarse ante un monarca de bajo perfil y con una demostración de velocidad y actitud ofensiva, bajó a golpe limpio del trono mundial minimosca de la FIB al mexicano Javier “Cobrita” Mendoza al que superó por inobjetable decisión unánime.

En una de las dos peleas estelares de esta noche en esta capital, Yaegashi pasó a la hitoria del boxeo de este país, no por coronarse, sino por ganar su tercera corona en tres divisiones diferentes.
El ahora monarca de los minimoscas, que ya la había sido en la división de los mínimos y en la de los moscas, imitó como tres veces campeón a sus paisanos Kazuto Ioka y Koki Kameda.
Las puntuaciones fueron amplias, sin dar lugar a dudas o presunciones de un robo, como en algunos casos, mas no en todos, sucede en esta nación que tiene mala fama en veredictos por decisión.
Los jueces anotaron 117-111-119-109 y uno que incluso marcó 120-107, pese a que no hubo caídas, por lo que consideró uno de los rounds como una real paliza para darle una puntuación de 10-8.
Uno de los mejores momentos para el norteamericano fue el séptimo round en el que golpeó con fiereza al retador que, sin embargo, resistió la reacción del mexicano que se negaba a abdicar al trono.
Pero el de casa tomó su segundo aire a partir del octavo y forzó la pelea tirando golpes al por mayor, sin que el mexicano pudiera imitarle el ritmo.
El ahora destronado sufrió una severa cortada en el ojo izquierdo con la que debió lidiar, al igual que el japonés que batalló con el ojo del mismo lado que le resultó totalmente cerrado.
Yaegashi mejoró a 23-5 con 12 anestesias, mientras que Mendoza, cayó a 24-3-1 con 19 puestos fuera de combate para ver rota una racha de 11 triunfos en su debut en el extranjero, donde ha perdido la corona del mundo en su segunda defensa.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here