Caucel.- Un auténtico
pandemónium se vivió la tarde de hoy en el campo de béisbol de la comisaria de
Caucel, con un final no apto para cardiacos, que terminó 5×4 para la causa de
los Diablos de la Bojórquez (6-2) sobre los aguerridos Rockies de Caucel (4-5),
en la quinta jornada sabatina de la temporada 2015-2016 de la Liga Meridana de
Invierno de Béisbol.

Los Diablos, ahora líderes
solitarios, ya que los Zorros de Pacabtún perdieron, iniciaron el encuentro con
tres anotaciones ante el abridor rockie Jhair Pérez
Sergio
Pacheco dio la voz de ataque con sencillo al prado central, Carlos Morales le
pescó un lanzamiento a Pérez para depositarlao muy por encima de la barda del
jardín izquierdo. Pero la cosa no paró ahí, Gerson Manzanillo fue golpeado,
Alex Bellazetín fueteó sencillo al derecho y Javier Paredes con magistral toque
de bola impulsaría la tercera anotación de los del averno.

En la segunda entrada Brayan
Irigoyen tomó la inicial con sencillo, inmediatamente se robó la intermedia y
Miguel Ávila anclaría en la inicial por error del paracorto rockie, mientras
Irigoyen se coló al pentágono con la cuarta de los Diablos.
Mientras
Pérez apretó las tuercas, sus compañeros se encargarían de acercarse en la
pizarra y empatarla. 

En la tercera error del
parador corto de los pingos, Raúl Irigoyen a batazo de Raúl Graniel y este
ancló en la inicial. Obed Buenfil sigue con sencillo al  central y Graniel
llega a la antesala. Después estos efectuarían un doble robo Buenfil la
intermedia y Graniel el plato. Buenfil demostró su velocidad de nuevo y se
estafó la tercera colchoneta y con elevado de sacrificio de Manuel Alonzo
pondría la pizarra 4 x 2.

Para el cuarto inning los
rockies castigarían al abridor diablo, Luis Navarro. Javier Castro inició la
entrada con sencillo, se robó la intermedia y después de uno fuera, Eduardo
Cabrera con sencillo dejó corredores en las esquinas. Christian Balam con largo
elevado de sacrificio impulsó la tercera de Caucel. 

Navarro salió del juego
siendo sustituido por René Echeverría. Ya en la baja de la quinta los del patio
igualarían los cartones, con uno fuera, Obed Buenfil conecta sencillo y
seguidamente roba la intermedia. Manuel Alonzo conecta sencillo al derecho y el
jardinero Brayan Irigoyen con matemático tiro al guante del receptor Iván Pérez
lo fusila en el plato en una jugada muy aplaudida por la asistencia. Raúl
Sánchez, el rocket de Navolato,  recibió pasaporte intencional y bases
consecutivas a Roberto Poot y Javier Castro para forzar de caballito la del
empate, eso sería todo para  Echeverría quién fue sustituido por Eder
López quien terminó la amenaza y dejar la pizarra empatada a 4 por bando.

Y así se fueron las
siguientes entradas en duelo de ceros hasta la parte alta de la octava entrada,
cuando los kisines anotaron la carrera de la diferencia cuando Gerson
Manzanillo recibió pasaporte y se estafó la intermedia. Alex Bellazetín conectó
difícil rodado por la inicial que Roberto Poot se lanzó para atrapar en forma
espectacular y cedérsela al intermediarista que asistió a la inicial y poner
fuera al bateador, mientras Manzanillo llegaría a la esquina caliente. El
siguiente bateador, Javier Paredes, que ya había tocado la bola, ejecutó
magistralmente otra jugada de ese tipo para que Manzanillo se arrancara hacia
el plato con vistosa jugada suicida y dejar la pizarra final de 5 x 4.

Ante lo cerrado del juego el
alto mando de los Diablos mandó, a su cerrador Roberto Garibay para tratar de
llevar a buen puerto el juego, sin embargo, esto se complicó y los aguerridos
Rockies se armarían una sublevación y poner a la numerosa  fanaticada de
ambos equipos con los pelos de punta.

Eduardo Cabrera inició la
entrada con sencillo y fue imitado por Christian Balam, pero el jardinero
central Gerson Manzanillo hizo un pésimo tiro a la intermedia y ambos corredores
avanzarían una base más. Carlos Salazar de emergente recibiría base para llenar
las colchonetas y el griterío hizo acto de presencia, más aún el nerviosismo de
todos los presentes. El siguiente bateador, Obed Buenfil conectó un elevado
atrás de la segunda colchoneta que atrapó el jardinero central para el primer
tercio. Manuel Alonzo conectó un rodado a las manos del antesalista pingo Alex
Bellazetín, este tiró rápidamente al plato donde Iván Pérez pisó y seguido
fulminó en la inicial al bateador para poner fin al encuentro con el suspiro
ahogado de los seguidores de los Rockies y la exclamación de alivio  de
los Diablos.

El abridor de Caucel Jhair
Pérez se sobrepuso a un inicio incierto y cargó tal vez  injustamente con
el descalabro en una labor admirable de ocho innings lanzados, cuatro carreras, dos limpias, regaló tres bases, golpeó a uno y ponchó a cinco demonios. Fue relevado por
Daniel Brito. Por la Bojorquez, el ganador resultó Eder López y salvamento para
Roberto Garibay. Esta serie con todas sus emociones se traslada este domingo al
campo de la colonia Bojórquez donde el primer lanzamiento será a partir de las
13.00 Hrs. A cargo del probable abridor de los Diablos, Línder Castro, mientras
que por Caucel hará lo propio Gerardo Ramírez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here