Con Información del Obituario del Diario de Yucatán

Mérida.- El Arquitecto, Emilio Blanco Santiesteban, pieza importante del tenis yucateco de la década de los 90´s en el siglo pasado falleció ayer en esta ciudad a los 77 años de edad, cerrando así el capítulo de su fructífera vida que durante algunos años fue parte importante del deporte y, especialmente, del tenis de esta entidad que fue su tierra adoptiva.

Nacido en la Ciudad de México, el sr. Blanco hacía, con su personalidad honor a su apellido. Lo recordamos desde nuestros comienzos en esta actividad en el Club Campestre, siempre parado, viendo hacia el horizonte, totalmente vestido de albo color, desde el cuello, hasta los zapatos, a la usanza yucateca tradicional.

Delgado, espigado, de piel morena, tupido bigote entrecano como su cabello, con sonrisa amplia y genuina y lentes de sol, era un excelente publirelacionista y anfitrión de ese centro social, siempre con una palabra amable y hasta simpático; era una especie de Mauricio Garcés a la yucateca a veces con algún chascarrillo, pero sin dejar de ser un hombre serio, que sabía nadar en la frontera de la formalidad y la amplia amabilidad.

Esposo de la sra. Alicia del Villar de Blanco, quien fuera estrecha colaboradora de Don Víctor Cervera Pacheco que la tuvo como su titular de Turismo, Don Emilio formó parte del grupo de personajes que se dieron, de una u otra manera, a la tarea de hacer salir a flote el enorme proyecto que desde 1987 encabezó nuestro amigo y gran empresario, el sr. Lic. Jorge Luis Robleda Moguel con su Copa Mundial Yucatán.

Tras el inicio en aquel ya cada vez más lejano 1987, el Campestre siempre le tuvo confianza a ese gran torneo que se convirtió y se ha ratificado como el mejor de su tipo en México y el sr. Blanco Santiesteban dio, como gerente que era del Club, las facilidades para que se desarrollara con el éxito que desde entonces ha tenido.

Todos ellos, Blanco Santiesteban, Robleda Moguel y nuestro querido “ché”, Marcos Fundunklián Andonian hicieron desde sus respectivas trincheras su parte para que el deporte blanco tuviera un estatus elevado en Yucatán.

Con el paso del tiempo, ya no volvimos a saber del sr. Blanco Santiesteban, pero lo mantenemos en nuestra mente como una de aquellas personas que hicieron algo significativo por el deporte de Yucatán y el tenis. 

De acuerdo con lo publicado en el obituario del Diario de Yucatán, el ahora fallecido ejecutivo fue, además de Gerente del Club Campestre, socio del Club Rotario.

Su cuerpo es velado en el Complejo Funerario La Piedad, donde fue cremado hoy y sus cenizas serán depositadas en la iglesia de María Inmaculada después de la misa de siete de la noche.

Le sobreviven su viuda Alicia María del Villar González; hijos Emilio, Luis Gerardo, Alicia Blanco del Villar de Pinzón y María Fernanda Blanco del Villar de Albertos; hijos políticos María Cristina Labastida Peón, Jorge Luis Pinzón Ayluardo y Daniel Albertos de Cáceres; hermana María Eugenia Blanco y Santiesteban; hermanos políticos, nietos, sobrinos y demás familiares, quienes reciben las condolencias de las personas de su amistad, a las que asociamos cordialmente las de Península Deportiva.

Que en Paz descanse Don Emilio, siempre lo recordaremos con afecto y agradecimiento por su bonhomía y caballerosidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here