Mérida.-  El yucateco Aarón “La Joya” Herrera siguió su buena racha al vencer por decisión unánime al colombiano David Mosquera que soportó “candela” de la buena y se levantó dos veces de la lona para tratar de recuperar el buen ritmo con el que inició la pelea, aunque solo recibió castigo de parte del vallisoletano que mejoró a 29-3-0 con 19 nócauts en el turno semifinal de la velada de esta noche en la Unidad Deportiva Víctor Cervera Pacheco, donde el de lam”Sultana del Oriente” ganó claro, holgado, pero se vio falto de decisión para acabar un combate que tuvo varias veces a un tris de acabar..

Mosquera vino a Mérida a ofrecer lo mejor de sí, y tras comenzar a tambor batiente sorprendiendo y ganándole en golpeo y velocidad de manos al de Valladolid, Yucatán, éste lo metió a un verdadero infierno del que el de Antioquía, Colombia salió con pantalones y con la compasión de Herrera que no quiso terminarlo cuando lo tenía a su merced.

En esa tercera ronda, Herrera se decidió a soltar más las manos y al hacerlo, hizo retroceder a Mosquera, para asumir el mando de la pelea. En plena acción en el centro del ring, “La Joya” lo sorprendió con un precioso y preciso gancho al hígado que lo mandó a la lona.

El colombiano se levantó y quiso sobrevivir, pero el de casa lo mandó al final del round a las sogas, donde faltando un segundo para que acabe el round lo mandó a la lona desmadejado. Acorde con el reglamento, el réferi Miguel Canul le contó y Mosquera, muy lastimado, aceptó seguir aprovechando que no quedaba nada de tiempo.

Herrera siguió con el dominio de la pelea, pero en un ritmo tenue, no desfogado y ello, combinado con la gran valentía de Mosquera (ahora 16-4-1 con 14 kos), que estuvo varias veces a punto de irse de nuevo a la lona, redundó en que el pleito llegase a los 10 asaltos pactados.

Al final, la decisión de los jueces Ruy Canul, Wenceslao Echeverría y Max Ruiz fue un trámite y Herrera salió victorioso por clara y obvia decisión.

Por cierto, hay que señalar, reconocer y resaltar el buen trabajo que el manejador de Herrera, Julio Tarragó hizo, pues el vallisoletano se vio siempre con gas, aunque lo mental solo él lo puede componer.

Por cierto, a Aaroncito se le vio con problemas técnicos al soportar el acoso y el golpeo en su terreno corto del colombiano que le dio duro al principio de la pelea y en el transcurso de la misma, estuvo constantemente en la distancia que le convenía apara atacar al yucateco que por momentos estuvo parado recibiendo castigo que otras veces se habia quitado.

(El resto de los combates los publicaremos en breve)….

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here