Mérida.- Península Deportiva festeja y celebra este lunes 19 de febrero de 2018 la gran gesta lograda hace 40 años como hoy por nuestro querido y singular paisano, Rodolfo Alfredo Martínez Castillo, a quien el mundo entero conoció en su momento como Freddy “Chato” Castillo.

Castillo, uno de los más grandes dinamiteros del pugilismo yucateco y del boxeo mexicano en divisiones chicas, fue al mismo tiempo uno de los púgiles más veleidosos e inestables, que lo mismo le ganaba a un invencible, para luego perder con un cualquiera.

El 19 de febrero de 1978, tras una hábil gestión de su entonces representante, Eric Germon González, que manipuló su récord enviándole una “trampita” al colmilludísimo promotor venezolano Rafito Cedeño, Freddy obtuvo su gran oportunidad.

Cedeño, viendo que la foja de Castillo no era gran cosa y habiendo el campeón Luis “Lumumba” Estaba vencido a lo mejor del mundo y a varios mexicanos, le dio la oportunidad al yucateco.

Finalmente, esa noche, sobre el ring venezolano, Freddy sorprendió a propios, extraños y a “Lumumba”, al que después de derribar en una ocasión, logró tumbar dos veces más (Estaba se reincorporó una  vez con ayuda del réferi) para convertirse en el primer mexicano, campeón mundial de peso minimosca.

Castillo solo logró hacer una defensa y tiempo después ganó el campeonato mundial mosca, también del CMB, convirtiéndose en el primer y único yucateco en ganar dos tpitulos os mundiales en distintas divisiones y el segundo mexicano en lograrlo luego de Rubén Olivares.

Como le sucedió en la división minimosca, Freddy también fue campeón efímero en los moscas, con una sola defensa.

 Hoy, 40 años después, lo festejamos y celebramos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here