Nueva York.- La universidad de Penn State anunció que pagó 59.7 millones de dólares a 26 jóvenes que sufrieron abuso sexual por parte del ex entrenador asistente del equipo de futbol americano Jerry Sandusky.

De acuerdo con la universidad, se llegó a 23 acuerdos de compensación y tres más están en negociación, aunque no dio a conocer los nombres de los indemnizados. La institución enfrenta seis demandas más pero sostiene que algunas carecen de sustento mientras en otras sí se puede llegar a arreglos.

El presidente de la universidad Rodney Erickson emitió un comunicado en el que dijo que el anuncio es un paso adelante para las víctimas y para la escuela.

“No podemos deshacer lo que se hizo pero podemos hacer todo lo posible para aprender de esto y asegurarnos de que nunca vuelva a ocurrir en Penn State”, dijo Erikson, quien el día en que Sandusky fue declarado culpable de 45 años dijo que la universidad compensaría a las víctimas.

El juicio culminó un escándalo que acabó con la carrera del entrenador Joe Paterno, integrante del Salón de la Fama, quien convirtió a una escuela modesta en una potencia del futbol americano colegial. La saga de Sandunsky también provocó la caída del rector de la universidad y puso de manifiesto la importancia de este deporte en los campus estadounidenses. También provocó que el organismo rector del deporte universitario, la NCAA, aplicará sanciones sin precedentes al programa de futbol americano.

Los acuerdos comenzaron a darse a conocer a mediados de agosto cuando los abogados de los acusados los divulgaron. Penn State siguió una política de no confirmarlos hasta que se anunciaran todos.

El abogado de la localidad de Harrisburg Ben Andreozzi, quien ayudó a negociar algunas de las indemnizaciones dijo que sus clientes están satisfechos.

“Sienten que la universidad los trató con justicia tanto en términos económicos como no económicos”, dijo Andreozzi, quien también representa legalmente a otros que se han dicho víctimas de abuso pero no han presentado demandas a la universidad.

Penn State ha gastado más de 50 millones de dólares en asuntos relacionados con el escándalo de Sandunsky, entre los que se incluyen gastos de abogados, campañas de relaciones públicas y adopción de nuevas políticas y procedimientos relacionadas con las quejas de abuso sexual y de menores.

Sandunsky fue declarado culpable de abusar de 10 menores, en algunos casos en instalaciones de Penn State. Ocho jóvenes declararon en su contra y describieron una serie de abusos que iban desde el toqueteo hasta la violación.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here