Barcelona.- El ex futbolista y ex entrenador holandés Johan Cruyff ha fallecido este día en Barcelona a los 68 años de edad, víctima de las consecuencias de un cáncer de pulmón, que le fue detectado meses atrás y cuyo tratamiento no pudo soportar.

“El día 24 de marzo 2016 Johan Cruyff murió en paz en Barcelona a los 68 años, rodeado de su familia después de una dura lucha contra el cáncer. Es con gran tristeza que les pedimos se respete la privacidad de la familia durante su tiempo de duelo y congoja”, refiere la página web de la leyenda del fútbol.

Cruyff murió en la ciudad en la que inició la segunda etapa de su legendario concurso como hombre de fútbol, la de entrenador del club al que puso en un pedestal del que no se ha bajado.

Hombre de convicciones fuerte y solidas, Cruyff, en su top futbolístico, rechazó acompañar a su selección al Mundial de Argentina en 1978 por estar en desacuerdo con la dictadura militar que para entonces imperaba en la gran nación sudamericana que terminó venciendo precisamente a Holanda en tiempos extras, para ganar por vez primera la Copa del Mundo.

Fue su ausencia quizás la clave para que Holanda perdiera su segunda final mundialista consecutiva de las tres en las que a la postre ha sido superada.

El fútbol total que él, con su ritmo incesante, endiablado implantó cuatro años antes en la cita de Alemania, no permeó el torneo argentino, pero no murió del todo, pues quedó presente en el imaginario mundial que hoy lo recuerda con congoja al conocer el deceso de quien lo puso en práctica y en boga.

Cruyff, cuyo nombre real fue Hendrik Johannes Cruijff, militó 10 temporadas en el primer equipo del Ajax Amsterdam, fichando en 1973 por el FC Barcelona, luego de rechazar su traspaso al Real Madrid, para dejar al once catalán en 1978 e irse a la Liga Estadounidense de Fútbol.

Allí estuvo tres temporadas, intercaladas con una temporada en el Levante UD que militaba en la Segunda División de España, para volver finalmente a la liga holandesa en 1981, militando dos temporadas en el Ajax y su última temporada como jugador en el Feyenoord de Rotterdam.

Recibió el Balón de Oro en tres ocasiones (1971, 1973 7 1974),  marca que comparte con Michel Platiní y su paisano Marco Van Basten. Cruyff fue el más famoso exponente de la filosofía de fútbol conocida como “fútbol Total”, desarrollada por el seleccionador holandés Rinus Michels.

En 1984 tras retirarse como jugador de los terrenos de juego, Cruyff se convirtió en entrenador del Ajax y más tarde en entrenador del FC Barcelona, clubes de los que fue un influyente asesor.

En Barcelona era particularmente querido por lo que hizo con los blaugranas de los que fue el catalizador para que, justo en la temporada de su llegada al club y después de 14 años, el once catalán conquistase el título español de liga.

Pero lo que lo terminó de mimetizar y tatuar en la sociedad catalana fue su decisión de asumir la postura de ese pueblo de ser una cultura independiente, al margen de la española.

El ejemplo más claro de ello fue su determinación de incluso desafiar al entonces mandatario español Francisco Franco, quien había prohibido en todo territorio español registrar a niños recién nacidos con nombres catalanes.

A Cruyff eso no le importó y se presentó a registrar a su hijo con el nombre de Jordi (Jorge), lo cual fue rechazado por la ofocina del servicio civil catalana. Ante ello, viajó a Holanda para ponerle ese nombre que el “Generalísimo”, muerto en 1975, había prohibido en todo territorio español.

Cruyff, que apenas en octubre había reconocido que era sometido a un tratamiento en su lucha contra el cáncer pulmonar, la cuál él consideraba ir ganando, fue un constante fumador hasta el año de 1991 en el que logró dejar se vicio.

Este emblemático futbolista, quien hoy inicia su leyenda, es considerado por laFederación Internacional de Historia y Estadística del Fútbol,como el mejor jugador de Europa y el segundo mejor jugador del siglo XX.

También fue elegido en como el tercer mejor jugador del siglo de entre todos los ganadores del Balón desde 1956 a 1999.

Descanse en Paz.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here