Mérida.- A continuación amigos fans, una lista de sucesos, situaciones o circunstancias que usted muy probablemente desconce de Don Eduardo Amer y de su bien recordada emisión ¡¡¡Cita en el Ring!!!.

1.- Don Eduardo era descendiente de puertorriqueños, uno de los cuales fue periodista de apellido Amer y Balaguer. El apellido, con el tiempo, quedó reducido a Amer. Por lo tanto, su nombre real debió ser Eduardo Amer y Balaguer González.
2.- Amer tuvo dudas para proseguir su programa una vez ya iniciado, toda vez que el material cinematográfico que desde joven había acumulado tenía derechos reservados, por lo que temía una remota, pero posible demanda. Al enterarse de esto, el cónsul de Estados Unidos en Mérida de ese entonces, le dijo: “Sí, voy a ver que te demanden, pero si no prosigues con “Cita en el Ring”, para luego soltarle una sonrisa.
3.- Amer, Jesús “Choláin” Rivero, William Abraham y el que a la postre sería el dueño de la televisora donde se transmitiría “Cita en el Ring”, Andrés García, coincidieron de niños en la Escuela Modelo, siendo todos de la misma edad y donde trabaron amistad. Quien habría de decir que todos ellos por decenios estarían vinculados de una u otra manera por el pugilismo.
4.- “Cita en el Ring” comenzó a transmitirse, pero no en sábados, como todos o casi todos recuerdan, sino en martes, alrededor de las 22:00 o 23:00 horas de la noche y así se mantuvo por varios años.
5.- De joven, al ser llevado a estudiar a Nueva York, el entonces jovencito Amer se perdió un buen rato en la “Gran Manzana”, cuando tuvo la ocurrencia de salirse de la estación de trenes en Park Avenue para ir a comprar un ejemplar de The Ring, revista de la que con los años sería su corresponsal en México (el que más tardó de todos).
6.- El tema más emblemático, de todos los que utilizó para musicalizar la entrada y salida de “Cita en el Ring” fue una marcha militar llamada “Semper Fidelis” (Siempre Fiel) que en su esencia retrataba musicalmente los valores de la milicia que son también los del boxeo, o al menos de los boxeadores que llegan a ser figuras: disciplina, orden, determinación, valor y compromiso. Su compositor fue John Philips Sousa, músico militar del siglo XIX.
7.- Eduardo Amer llegó a la tele toda vez que su amigo, el también comunicador Jorge “Primo” Abraham Rodríguez le pidió estuviera presente en el estudio, pero fuera de cámaras, cuando entrevistase a boxeadores en su programa “Entrevista Deportiva”. Los boxeadores, como esa singular especie suele ser, le “tomaban el pelo” al “Primo” (era calvo) y le mentían sobre sus carreras para salir favorecidos ante la afición. Al ver en el estudio a Amer, quien para ese entonces (1968) ya era un consumado escritor y experto, se callaban.
8.- El manejador Ignacio Beristáin sentía una especia admiración por él. La tarde del sábado 15 de abril de 2000, cuando fue el canal 2 para ser entrevistado junto con “Guty” Espadas jr. que horas antes había ganado el campeonato mundial vacante ante el legendario filipino Luisito Espinosa le dijo al periodista Juan Carlos Gutiérrez “Con tus respetos Juan Carlos y de todos los demás, pero no hay periodista de boxeo más chingón en México que el señor que está entrevistando al “Negro” (por Guty jr). es un fregón.
9.- El último invitado en aparecer en “Cita en el Ring” fue precisamente Juan Carlos Gutiérrez, aunque esa no fue la última emisión.
10.- El último programa de “Cita en el Ring”, el sábado 5 de enero de 2005, en ocasión de su aniversario 35, fue dedicado a transmitir la tercera y última pelea entre Julio César Chávez y quien el quitara el invicto, Frankie Randall.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here